Imprimir
BIDINTE

por Luis Llés

Bidinte: disco Kumura

Imagino que habrá quien no esté de acuerdo, pero por mí parte he de decir que considero que Bidinte es el más interesante de todos los artistas africanos radicados en España. Su maravillosa voz, sus melodías emocionantes y unos textos increíbles, magníficos, abarrotados de imágenes, en los que brilla la voz de un poeta y, al mismo tiempo, toda la sabiduría africana, constituyen suficientes elementos como para llegar a esa conclusión.

Cantante y multiinstrumentista, Bidinte ya mostró parte de sus poderes en su primer disco. Pero ahora los confirma definitivamente con este segundo trabajo, que fue anticipado ya en el álbum colectivo de La Banda Negra. Inspirado por el "gumbe" (más que un estilo, una conjunción de estilos) de su tierra, Guinea Bissau, Bidinte ha dado rienda suelta en esta ocasión a su fértil inspiración, y en lugar de encauzarla y encorsetarla, ha optado por dejarla libre y fluida como el agua.

Con la respetuosa producción de Alberto Gambino, ha facturado un disco lírico, intimista y hermoso, que se inicia con Nha cumbossa, una historia de celos con texto casi surrealista, que comienza en clave percusiva para terminar a caballo entre el safari mandinga y la "juju music" más hipnótica. Mandjuanda di sambassuga parece albergar un cierto resentimiento contra una sociedad (la nuestra), que no acepta al inmigrante. Pero lo dice con palabras poética y una deliciosa cadencia.
En Caminho di n´tchanha se acerca al sonido "afrobeat" mientras habla de la dureza de la vida. Acordeón, saxo, y guitarra flamenca acompañan la bonita historia de amor y partida de N´na dau um beijo. La nostalgia aparece en la maravillosa Pena di nha terra. Y el disfrute sonoro y la pena en el alma continúa con esa melancólica balada africana que es Boneca di oss, con el drama de los refugiados que relata en Acampamentos a ritmo de soukous o con el dramatismo de Mame sagrado. La poesía de Cantiga paÁlana, la tradición de Considjo di garandis o el "afrojazz" de N´djuramenta bôs ofrecen nuevos argumentos a un disco excelente, que se completa con la escalofriante Samba da emigraçao, sin duda la mejor canción aparecida en España en 2001.

Pura emoción.
 

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación dentro de nuestro sitio web. Para más información acerca de las cookies utilizadas en este sito consulte nuestra Política de Privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information